BUSCA

Links Patrocinados



Buscar por Autor
   A | B | C | D | E | F | G | H | I | J | K | L | M | N | O | P | Q | R | S | T | U | V | W | X | Y | Z


Pachacamac: Dios De Dos Imperios
(Dennis Alvaro Fabián)

Publicidade
Nos relata el florecimiento, auge y caída de Pachacamac, la ciudad sagrada, construida en honor del Dios más importante y temido del antiguo Perú.

La leyenda del dios de dos cabezas surge 200 años a.c.con la cultura Lima, cuyos hombres le erigieron un templo de adobes al margen derecho del río Lurín. Lo llamaban el "Hacedor del mundo", porque apareció sobre la faz de la tierra, destruyendo todo lo que encontraba a su paso,  para luego reformarlo,
.
Pero en su reforma faltaron  los alimentos. Su primer hombre,  murió de hambre; su primera mujer.quedó fecundada del Sol, cuando le pidió ayuda. El fruto de sus entrañas fue despedazado por un Pachacamac furioso, que enterró sus dientes  para hacer crecer maíz y  de sus otras partes, hizo brotar la papa y la yuca.

Amado y temido por todos, en  Ichtmay se le  construyó un  templo  de adoración, al igual que a su esposa Urpiwachac, diosa del mar y los peces. Hasta allí llegaban, sorteando desiertos y cordilleras, los grandes señores y curacas, para consultar  el futuro..

Ichtmay llegó  a ser la ciudad más importante del antiguo Perú y  fue respetada por  los wari durante su expansión a la Costa; ellos caerían subyugados ante el dios oráculo, capaz de predecir guerras y desastres naturales. Por eso la convirtieron en una gran ciudad..

Consultar al dios bifronte era todo un privilegio; su capilla estaba  rodeada de aves carroñeras,  en lo más alto del templo y a donde no llegaba la luz del Sol..

Ichtmay tendría su mayor esplendor,  mil años d.c,  en una época donde los vikingos llegaban a América,; se forjaba el fanatismo religioso de las cruzadas en Francia; el islam se extendía por medio oriente; el sanguinario líder mongol Gengis Kan conquistaba China haciendo temblar a Europa: y,  en América Central brillaba el imperio Maya.
Paralelamente a estos acontecimientos mundiales, Pachacamac se erigía como  el dios más poderoso del antiguo Perú, rodeado de 15 pirámides levantadas en su honor, administradas por los sacerdotes que dirigían los rituales de luna llena cada diciembre.

El segundo imperio de Pachacamac se iniciaría  con la expansión inca, al mando de Pachacútec y su hermano Capac Yupanqui, quienes al igual que los wari, respetaron la ciudad sagrada y el culto al dios de dos cabezas. Años después, Túpac Yupanqui, hijo de Pachacútec ingresó victorioso a la ciudad amurallada y después de 40 días de ayuno consultó al oráculo que le vaticinó un reinado de más de 30 años. Rn agradecimiento, cambió el nombre de Ichtmay por el de Pachacamac, mandó a construir el templo del Sol, levantó un acllawasi o casa de las escogidas; además de proveerle un mejor acceso de agua al renovar  su red de acueductos.

Si bien los incas  impuesieron su culto al Sol,  el templo de Pachacamac mantuvo su jerarquía. Años después, Huayna Cápac  ingresó a la ciudad sagrada, coincidentemente con la aparición de un cometa, señal de mal augurio.  Pachacamac  no sólo le vaticinó la expansión de su poder,  sino también, la enemistad de sus hijos y la llegada de "Wiracochas" (dioses con barba) por el mar.
El dios oráculo no se equivocó, cuatro años después de la muerte de su padre, Huáscar y Atahualpa iniciarían una lucha por el poder total. Dicen que ambos hermanos mandaron emisarios a Pachacamac y que éste en sus predicciones favoreció a Huáscar.
Atahualpa reaccionó incrédulo y se lanzó sanguinariamente hacia el Cusco, donde se  coronó inca. Pero su triunfalismo le duraría poco, porque los españoles ya habían llegado a Cajamarca donde lo apresaron. Temeroso de un entendimiento entre  los hispanos y Huáscar, mandó a matar  a su hermano y negoció su libertad. Ofreció un cuarto lleno de oro y plata para sus captores. 

Atahualpa hizo conocer a Pizarro sobre los tesoros ofrendados a Pachacamac, al que maldijo por sus equivocaciones. El conquistador le tomó la palabra y mandó a su hermano Hernando hacia la mezquita de oro y plata.
.
Pese al buen recibimiento del administrador inca, Tauri Chumpi, los españoles se lanzaron a buscar el oro y la plata. Ingresaron a la fuerza a la capilla del dios oráculo y lo destruyeron ante el pánico de los presentes. En nombre de la cruz arrasaron con todo, impotentes por no haber hallado lo que buscaban. En represalia saquearon  los pueblos aledaños, adoradores de Pachacamac.Allí nacería la leyenda de los tesoros enterrados en los subterráneos de la ciudad sagrada.

 Años más tarde, durante la extirpación de idolatrías impuesta por el virrey Toledo, Pachacamac quedaría abandonada a expensas del saqueo y  la destrucción sistemática de  aventureros y buscadores de fortuna.

 Desde entonces,  la otrora  poderosa ciudad amurallada se convirtió en guarida de ladrones y corral de vacas, más adelante soportó invasiones de gente de pocos recursos. Hoy, casi el 80% de la ciudad sagrada  más importante de la Costa central está al borde de la desaparición total.  Entre los muros derruidos y sus caminos polvorientos, yace una historia viva, llena de magia y leyenda, que lo hacen un punto obligado de visita en el recorrido por el sur de Lima..



Resumos Relacionados


- True But Strange

- A Todas Las Madres Del Mundo-antonio Davilla

- Are Films The Reflection Of The Society?

- All

- Relaxe... E Viva Feliz



Passei.com.br | Portal da Programação | Biografias

FACEBOOK


PUBLICIDADE




encyclopedia