BUSCA

Links Patrocinados



Buscar por Autor
   A | B | C | D | E | F | G | H | I | J | K | L | M | N | O | P | Q | R | S | T | U | V | W | X | Y | Z


Daniel
(The Bible)

Publicidade
¿Qué pasaría si los gobiernos actuales acabaran desmoronándose? ¿Qué sucedería con la sociedad y las humanidades si los que han sido por siglos sus cimientos terminaran por el suelo? La justicia desde su perspectiva humana y limitada, el orden dentro de su mismo desorden, las leyes que cada día son menos leyes, puesto que ya nadie las respeta, y la libertad que todos desean, podrían acabarse en un abrir y cerrar de ojos. Pero en el libro profético de Daniel, junto con otros libros de la Biblia, nos dan unas señales claras de cómo debería ser un estado de derecho interpretado como sociedad, gobierno o administración. Es importante saber en dónde podemos encontrar pautas para garantizar la prolongación de una forma de ordenar los asuntos sobre la Tierra, si se quiere acabar de una vez por todas con los fastidios de la violencia y la falta de respeto en una población cada vez más creciente y más variada en cuanto a antecedentes se refiere. Es así como pensamos y llevamos los asuntos actuales al plano meditativo, al centro de los motivos que llamamos corazón. Si hasta los gobernantes tienen motivaciones y deseos que hacen que se les muevan las neuronas para realizar sus labores de líderes de masas. ¿Será posible que las desigualdades acaben siendo cosas del pasado? ¿Será posible que las guerras se eviten de alguna manera, empezando por los motivos de los más poderosos (entre comillas) mandatarios? ¿Tendremos que esperar a un cambio por manos de algún noble y principesco ?otro más? gobernante humano? ¿Puede el hombre dirigir a otros hombres en grandes proporciones que se determinan en naciones?Daniel 2:44 nos dice que eso no será posible, pues el cambio que todos necesitan no provendrá de manos con uñas que en más de algún momento de sus vidas han estado sucias; en el caso de las mujeres, tapadas con esmalte, y en el de los hombres, ocultadas tras bolsillos de pantalones espléndidos. El hombre es incapaz de permanecer inmaculado a lo largo de su vida, y ese es el requisito que se ha pasado a llevar en los asuntos de liderazgo. Es imposible que el hombre pueda resolver los problemas que por gobernar él mismo se ha creado. La gobernación que dará tranquilidad a sus súbditos es de origen divino, según lo que nos indica Daniel 7:27. Este dice lo siguiente: ?El reino y la gobernación y la grandeza de los reinos bajo todos los cielos fueron dados al pueblo que son los santos del Supremo. Su reino es un reino de duración indefinida, y todas las gobernaciones servirán y obedecerán aun a ellos?.La historia del mundo y de sus gobernaciones está dispuesta en el libro profético de Daniel en tal orden que sorprende. Así, observando la historia como guardias del tiempo los investigadores se pueden dar cuenta de que cada gran gobernación ha estado descrita en estas profecías como una gran estatua de distintos metales (por sus distintas características de cada reino, nación o potencia). Se trata del sueño del rey de Babilonia, Nabucodonosor, y que sólo el anciano profeta Daniel pudo interpretar y explicar exitosamente al rey, no así muchos de sus ?sabios? y magos y hechiceros y astrólogos. Todo eso fue posible por la educación que recibió Daniel, quien desde niño fue educado en la ley que Dios había dado a su pueblo. Este niño fue llevado junto a otros de sus compañeros como un botín de guerra, y trasladado así a Babilonia, donde pasó el resto de su vida como un desterrado. Este profeta atribuía todos sus éxitos al Dios del cielo, Jehová, YHWH en letras hebreas transcritas como el Tetragrámaton. El libro de Daniel relata sucesos antiguos con un cumplimiento actual. Identifica las potencias más influyentes del mundo oriental y occidental, y demarca el fin de la gobernación humana, y propone el comienzo del turno de gobernar de Dios a la humanidad, porque los reinos humanos no han demostrado nada; sólo traen más problemas. Daniel 2:44 da la pauta famosa sobre el fin, no del mundo, sino de la mala hierba que hay en él. Además, muestra que existirá unreino que se diferencia de todos los demás reinos que han existido, al tener la particularidad de ser eterno, y no de caracterizarse por altos y bajos, pueblos conquistados y pueblos conquistadores, que a su vez, desarrollan el asenso y caída de las potencias. Este no tendrá esos resultados, sino más bien, prolongará su vida hasta ?tiempos indefinidos? y traerá la verdadera justicia que tantos anhelan y babosean en la actualidad. El libro de Daniel es un libro fascinante lleno de visiones y profecías que ya se han cumplido de manera fidedigna, clara y carente de conjeturas. ¿Qué pasará con el futuro según el libro de Daniel? Léalo y lo averiguará.



Resumos Relacionados


- Daniel

- Ezequiel

- Apocalipsis

- Genesis

- Genesis



Passei.com.br | Portal da Programação | Biografias

FACEBOOK


PUBLICIDADE




encyclopedia