BUSCA

Links Patrocinados



Buscar por Autor
   A | B | C | D | E | F | G | H | I | J | K | L | M | N | O | P | Q | R | S | T | U | V | W | X | Y | Z


El Caso Ingalinella
(Héctor Franza,)

Publicidade
El caso Ingalinella.-  Fuente: 20 Años de Historia Política Argentina.- Juan Ingalinella era un médico rosarino, cuyo secuestro y posterior asesinato conmovieron a la opinión pública en 1955. Hijo de un inmigrante italiano, casado con Rosa Trumper- hija de un dirigente comunista- Ingalinella había sido un destacado dirigente de izquierda durante la década del 30 en la Universidad del Litoral, en la que lideraba el grupo Insurrexit. Se incorporó posteriormente al Partido Comunista, del que fue dirigente. Como consecuencia de su activa militancia estuvo varias veces preso. En la noche del 16 de Junio de 1955, Ingalinella decidió no dormir en su casa, temiendo represalias contra su persona luego de los bombardeos de la Marina en Plaza de Mayo. El médico regresó a su hogar al mediodía del día siguiente, tal vez pensando que su seguridad ya no corría peligro, pero ésa, fue una decisión fatal. A las seis de la tarde un grupo de cuatro policias, irrumpió en su casa, sin portar ninguna orden judicial, y luego de revisar las habitaciones, detuvo a Ingalinella, quien no opuso resistencia. Rosa Trumper, habituada a soportar este tipo de detenciones de su marido, preparó una frazada, algo de ropa, un termo con café con leche, y se dirigió al Departamento de Policía de Rosario, con la intención de hacerlo llegar a su marido. Allí no le fue recibido el paquete por ?haber llegado tarde?. A la mañana del día 18 fue nuevamente al cuartel policial, pero se le informó que juan Ingalinella había salido en libertad la noche anterior. La familia aguardó con desesperación el regreso del médico, pero éste nunca se produjo. Primero pensaron que se trataba de un caso similar al del estudiante Ernesto Bravo, pero luego tuvieron la certeza de que había sido asesinado. En efecto, otros dirigentes comunistas apresados durante el día 17 confirmaron la presencia del médico en la Jefatura, donde todos habían sido sometidos a salvajes torturas. La sesión de tormentos había sido dirigida por dos jefes de la Policía: Francisco Lozón y Félix Monzón. El abogado Guillermo Kehoe, una de las víctimas de la represión brutal, confirmó que en la Jefatura, Lozón había reconocido la muerte de Ingalinella, diciéndole: ?¿ de qué te quejás?. Vos estás bien, en cambio al petiso lo liquidamos?. Recién el 26 de Julio el propio Lozón admitió la muerte del médico, quien no soportó los efectos de las descargas eléctricas de la picana. Para ocultar la situación los policías habían fraguado un recibo de salida, pero en realidad, sacaron el cadáver y lo tiraron al río Paraná para encubrir la evidencia. Los abogados Kehoe, Prilick y Trumper, en representación de la viuda del asesinado, iniciaron la querella contra los policías intervinientes en el caso. Seis años después, el juez Vitullo dictaminó la prisión perpetua para Lozón, Monzón y sus ayudantes Luis Tixie, Fortunato Desimone, Arturo Lleonart y Santos Barrera. Posteriormente esta sentencia fue apelada por la defensa, y las penas definitivas, reducidas. Héctor Franza



Resumos Relacionados


- Angeles En El Callejon

- A Sangre Fria

- Cronica De Una Muerte Anunciada

- Retribution

- La Casa De Las Sombras



Passei.com.br | Portal da Programação | Biografias

FACEBOOK


PUBLICIDADE




encyclopedia